Saltar al contenido
Portada » Chile. Trabajadores reponedores de productos Ariztía y dependientes del holding contratista ECR son castigados en sus sueldos por no llenar góndolas aunque no llega la mercadería: Las infamias del subcontratismo

Chile. Trabajadores reponedores de productos Ariztía y dependientes del holding contratista ECR son castigados en sus sueldos por no llenar góndolas aunque no llega la mercadería: Las infamias del subcontratismo

Los trabajadores reponedores de la empresa del agronegocio Ariztía denunciaron que no disponen de mercadería para reponer en las góndolas de los supermercados, hecho que castiga directamente a sus salarios debido a que no pueden cumplir con las metas de venta que les imponen.

Los trabajadores tienen un salario variable, compuesto por un sueldo base y bonos por cumplimientos de metas de venta de los productos. Por lo tanto, sin mercadería para vender, no pueden cumplir las metas y sus remuneraciones son gravemente mermadas. “No están llegando camiones con mercaderías, tenemos las góndolas vacías, las bodegas sin nada…no sé qué sueldo voy a tener el próximo mes”, denunció uno de los empleados.

Frente a la denuncia de los trabajadores, la directiva del Sindicato Complementos solicitó al holding de empresas contratistas ECR Group hacerse cargo del pago completo de los salarios de los empleados afectados, ya que la falta de mercadería corresponde a una arbitrariedad de la firma principal, en este caso Ariztía, que no es el empleador directo de los trabajadores de las cuentas (distintas marcas de los productos).

El encargado de la cuenta Ariztía de ECR Group, respondió que, “debe pedir autorización a la empresa principal para ver si le podrían pagar a los trabajadores”.

Ante la incertidumbre respecto de cuándo volverá la mercadería para ser repuesta, los dirigentes solicitaron un permiso para que los trabajadores pudieran irse a sus hogares, y así, no sufrir un desmedro de su labor, al verse obligados asistir a sus puestos de trabajo, pero sin poder trabajar, quedando expuestos a accidentes laborales, contagios COVID, etc. El permiso demandado está amparado en el Código del Trabajo (art.184 Bis) sobre Salud y Seguridad en el Trabajo. El permiso fue rechazado por ECR Group, argumentando que esa autorización debía entregarla Ariztía.

“¿Qué rol cumple la contratista sino puede tomar una decisión bajo su cargo? Esto es una infracción a la ley del subcontrato, ya que la ley dice claramente que el empleador directo es quien debe dar las instrucciones y hacerse cargo del trabajador, y en este caso nuestro empleador –ECR Group– argumenta que es la marca quien decide por nosotros, sobre el sueldo y sobre los permisos”, señaló el dirigente Felipe Chávez.

La Ley de Subcontratación (Art. 183-A) dice que el trabajo de subcontratación es “aquel realizado en virtud de un contrato de trabajo por un trabajador para un empleador, denominado contratista o subcontratista, cuando éste, en razón de un acuerdo contractual, se encarga de ejecutar obras o servicios, por su cuenta y riesgo y con trabajadores bajo su dependencia, para una tercera persona natural o jurídica”

El sueldo base de un trabajador de la cuenta Ariztía es de 380 mil pesos, más gratificación. A esto se le suma el monto variable, que se compone de los bonos por venta.

En cada supermercado hay una “sala” que acopia los productos de la marca y en cada sala hay desde un trabajador, en supermercados pequeños, y hasta tres reponedores en otros más grandes.

A los trabajadores por sala se les exige una venta mínima de 35 millones de pesos en los establecimientos pequeños y en los más grandes la exigencia haciende a 200 millones de pesos vendidos, mensualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copy link
Powered by Social Snap