Portada » Blog » Chile. “Los grupos negociadores son una estrategia para liquidar el sindicalismo”: Presidente de la Federación de Trabajadores CCU en reunión con la Dirección del Trabajo

Chile. “Los grupos negociadores son una estrategia para liquidar el sindicalismo”: Presidente de la Federación de Trabajadores CCU en reunión con la Dirección del Trabajo

Este 10 de mayo, el Directorio Ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la CCU, tras pedir una cita, se reunió con el nuevo director del Trabajo, Pablo Zenteno, donde los dirigentes de la multisindical le expresaron inquietudes que afectan transversalmente a las y los trabajadores del país, así como temas particulares que han impactado negativamente a los empleados de la Nueva Planta de Renca, NPR, filial de la CCU.

El Presidente de la Federación sindical, Rodrigo Oyarzún, en el encuentro señaló que, “nos parecen riesgosos algunos dictámenes emanados de la Dirección del Trabajo y que han acogido como válidos convenios colectivos de los llamados “grupos negociadores”. Estos grupos habían quedado sin reglamento en la ley, pero cobraron peso y poder mediante los dictámenes evacuados durante el gobierno de Sebastián Piñera. Evidentemente se trata de una política empresarial que debilita la posición de los sindicatos”.

-¿Qué efectos han tenido los grupos negociadores entre los trabajadores de la CCU?

“La Nueva Planta de Renca, NPR, los utilizó. Junto a amenazas a los dirigentes legítimos de los trabajadores, la puesta en práctica de los grupos negociadores mermó drásticamente la organización sindical existente, posibilitando al empleador imponer sin obstáculos y contrapesos sus intereses. En el mismo sentido, la Inspección del Trabajo realizó fiscalizaciones tardías y poco rigurosas al respecto, lo que colaboró con el intento de destruir el sindicato.

Lo anterior va mucho más allá de la situación específica de la NPR. La política de Piñera quitó facultades, medios y recursos fiscalizadores a la Inspección del Trabajo y potenció los grupos negociadores como una de las estrategias para acabar con el sindicalismo en general.”

En otro ámbito, Rodrigo Oyarzún planteó al director del Trabajo que, si bien el Gobierno actual ha puesto como una de las prioridades la ejecución de la jornada de 40 horas laborales a la semana, los dirigentes temen que el costo de la implementación de esa medida progresiva y probadamente beneficiosa para el proceso laboral como un todo, el empresariado termine traspasándolo a los empleados.

“Eso ya lo vimos en la propia Planta de Renca, donde se impuso un sistema de turnos laborales distinto, sin consulta a los trabajadores, y que significó que los compañeros fueron obligados a laborar los días domingo y festivos de manera continua, cuestión que atenta contra la calidad de vida de los trabajadores y el tiempo para dedicar a la familia”, agregó Oyarzún.

Asimismo, el líder sindical le representó al director del Trabajo la urgencia de que el Gobierno nacional se concentre en la ratificación del Convenio 81 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, la cual está orientada a equilibrar las relaciones laborales entre capital y trabajo mediante el fortalecimiento amplio de las atribuciones fiscalizadoras de la Inspección del Trabajo.

-¿Qué otras materias trataron con la nueva Dirección del Trabajo?

“Analizamos la problemática del artículo 22 del Código Laboral que, lamentablemente, el empresariado usa a discreción. Sobre ello pedimos a la autoridad que resuelva con claridad los criterios de esa norma, de manera que no se preste a equívocos e interpretaciones subjetivas que terminan por dañar a los trabajadores.”

-¿Cómo fue la respuesta del director del Trabajo a sus planteamientos?

“En general, tuvo una escucha bastante receptiva y concordó en varias de nuestras apreciaciones. De hecho, acordamos la implementación de mesas de diálogo tripartito (trabajadores, empresariado, Estado) en campos tan importantes como la discusión sobre la jornada laboral de 40 horas semanales. La verdad, es que la posibilidad de llegar a acuerdos dialogados evitaría eventuales conflictos sociales.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *