Portada » Blog » Chile. ¿Cómo la Nueva Constitución garantiza derechos de la mujer, sexuales, reproductivos e igualdad en el trabajo de cuidados?

Chile. ¿Cómo la Nueva Constitución garantiza derechos de la mujer, sexuales, reproductivos e igualdad en el trabajo de cuidados?

En el borrador de la Nueva Constitución se han incorporado artículos claves para las mujeres y disidencias de género. Se trata de normas tendientes a mejorar la salud sexual y reproductiva, validar la labor de cuidados, el derecho a vivir una vida libre de violencia de género, entre otras.

En general, el proceso de aprobación de artículos por la Convención Constitucional ha significado previamente trabajar con organizaciones sociales vinculadas directamente con las problemáticas de, en este caso, género. Además del filtro del 2/3  y los 103 votos necesarios de un total de 155. 

¿Qué dicen algunos de los artículos? 

En total, según consigna el borrador de la nueva Constitución, serían 21 artículos que ya han incluido la perspectiva de género como un eje sustantivo de las normas. Las agrupaciones feministas, como Mujeres en Red, aseguran que se trataría de un avance significativo para los derechos de disidencias y mujeres.

Uno de los más controversiales es el del punto 52, Artículo 15, que plantea que las Fuerzas Armadas deberán incorporar la perspectiva de género, es decir, promover la paridad en espacios de toma de decisión y actuar con pleno respeto al derecho internacional y los derechos fundamentales garantizados en esta Constitución. 

Asimismo, el punto 65, Artículo 6, que habla de igualdad sustantiva. Allí se menciona que, “La Constitución asegura a todas las personas la igualdad sustantiva, en tanto garantía de igualdad de trato y oportunidades para el reconocimiento, goce y ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales, con pleno respeto a la diversidad, la inclusión social y la integración de los grupos oprimidos e históricamente excluidos”.

 Otro artículo importante es el mencionado en el punto 66 sobre las familias: El Estado reconoce y protege a las familias en sus diversas formas, expresiones y modos de vida, no restringiendo a vínculos exclusivamente filiativos y consanguíneos”.

Uno de los más esperados fue el punto 97 en su artículo 3, sobre el derecho a una vida libre de violencia de género. Este plantea la prevención, el cuidado de las víctimas y el resguardo de las mismas, como un eje primordial en el Estado.

Del mismo modo, el punto 193, en su artículo 13: “Todas las personas son titulares de derechos sexuales y derechos reproductivos” (…) “El Estado garantiza el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos sin discriminación, con enfoque de género, inclusión y pertinencia cultural, así como el acceso a la información, educación, salud, y a los servicios y prestaciones requeridos para ello, asegurando a todas las mujeres y personas con capacidad de gestar, las condiciones para un embarazo, una interrupción voluntaria del embarazo, parto y maternidad voluntarios y protegidos. Asimismo, garantiza su ejercicio libre de violencias y de interferencias por parte de terceros, ya sean individuos o instituciones”.

Y otro de las normas más esperadas se encuentra el el punto 213, Artículo 10, Derecho al cuidado. Este profundiza la crisis de cuidado y trabajo no remunerado que viven las mujeres en el país, y enfatiza que: “El Estado se obliga a proveer los medios para garantizar que este cuidado sea digno y realizado en condiciones de igualdad y corresponsabilidad”.

Siguiendo en la misma línea, sostiene que el Estado garantizará este derecho a través de un Sistema Integral de Cuidados y otras normativas y políticas públicas que incorporen el enfoque de derechos humanos, de género y la promoción de la autonomía personal.

Igualmente, el sistema votado tendrá un carácter estatal, paritario, solidario, universal, con pertinencia cultural y perspectiva de género e interseccionalidad; y su financiamiento será progresivo, suficiente y permanente.

Se agrega además que el sistema prestará especial atención a lactantes, niños, niñas y adolescentes, personas mayores, personas en situación de discapacidad, personas en situación de dependencia y personas con enfermedades graves o terminales. Asimismo, velará por el resguardo de los derechos de quienes ejercen trabajos de cuidados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *