Portada » Blog » Chile. La Federación de Sindicatos de CCU denuncia como “actitud matonesca” contra los derechos laborales de los vendedores la reacción de la empresa, propiedad del grupo Luksic

Chile. La Federación de Sindicatos de CCU denuncia como “actitud matonesca” contra los derechos laborales de los vendedores la reacción de la empresa, propiedad del grupo Luksic

El martes 19 de abril, en el marco del Ampliado de dirigentes sindicales que conforman la Federación de Sindicatos de la CCU y que se desarrolla en las afueras de la ciudad de Chillán, se resolvió que las fuerzas de ventas no tienen la obligación de asistir todos los días a las oficinas comerciales. Los representantes sindicales argumentaron que, como norma de conducta, ha quedado demostrado durante más de dos años, que la operación ha funcionado sin inconvenientes, independientemente de la asistencia presencial de los vendedores a las dependencias comerciales. También esgrimieron que los resultados obtenidos en todos los indicadores establecidos por la empresa, han sido sobresalientes, con la modalidad que se ha llevado hasta ahora por parte de las fuerzas de ventas; y enfatizaron que, tanto, la calidad de vida, como la productividad de los trabajadores de ventas, se han visto favorecidas, al privilegiar el mayor tiempo disponible a la atención de los clientes.

Por tanto, la decisión tomada por el pleno de la Asamblea de la Federación, es ir como máximo 2 días y en forma voluntaria, nunca obligatoria, a las oficinas comerciales.

Finalmente, los dirigentes realizaron un llamado a cada uno de los trabajadores a cumplir este acuerdo, defender sus derechos y denunciar cualquier medida de presión o amedrentamiento que se realice por parte de las jefaturas.

La CCU es propiedad del grupo económico Luksic, lejos la multicorporación transnacional más rica de Chile y una de las 100 con mayor fortuna acumulada del planeta, de acuerdo a revistas internacionales especializadas, como Forbes.

Sin embargo, al día siguiente, el miércoles 20 de abril, la empresa emitió un agresivo y amenazante comunicado dirigido a los vendedores de la firma, donde se ordena a los trabajadores a asistir obligatoriamente y todos los días a las oficinas comerciales, de lo contrario, se expondrían “a sanciones”.

El pleno de la Federación sindical entendió el mandato de la empresa como una expresión de fuerza, mientras que la razón está de parte de los trabajadores. De esa manera, la multisindical reafirmó su llamado original y denunció la reacción de la compañía como una “actitud matonesca contra trabajadores de ventas por exigir sus derechos laborales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *