Portada » Blog » Chile. “La mujer trabajadora sufre discriminación de género, de etnia y de clase social”, afirma Senadora electa Claudia Pascual

Chile. “La mujer trabajadora sufre discriminación de género, de etnia y de clase social”, afirma Senadora electa Claudia Pascual

Durante el Foro Panel sobre equidad de género y derechos sociales y humanos de la Mujer Trabajadora que organizó y realizó el colectivo de género de la Federación de Trabajadoras y Trabajadores de la CCU este 5 de marzo, participaron diversas expositoras. Entre ellas, estuvo la Senadora electa por la Región Metropolitana, Claudia Pascual.

La legisladora expresó que,  “desde muy joven recuerdo que el 8 de marzo era el día que marcaba el punto de partida de las movilizaciones en contra de la dictadura. En la actualidad, las luchas de la mujer se han ampliado. Hoy exigimos nuestro derecho a tener un trabajo decente en condiciones dignas, y con salarios que alcancen para vivir. Igualmente, pugnamos por el derecho a contar con salud laboral adecuada y que garantice nuestro bienestar de acuerdo a nuestra situación de madres, abuelas, etc.”, y agregó que, “necesitamos recobrar la solidaridad entre hombres y mujeres frente al individualismo que nos impone el neoliberalismo. Necesitamos la solidaridad en el trabajo entre las propias mujeres. Así como también tenemos derecho a una vivienda digna, a espacios amigables para vivir y laborar, a salas cuna, a pensiones decentes”.

“Desde la maternidad, desde nuestra papel en la reproducción social de la vida, nuestra lucha se concentra en los cuidados compartidos con los hombres de nuestras hijas e hijos. O sea, debe existir una corresponsabilidad en la crianza. Estamos hablando de cómo enfrentar la injusta realidad de la mujer que trabaja asalariadamente, trabaja en la casa y además se ocupa de los cuidados de las y los menores y de las personas mayores o con alguna dolencia inhabilitante”, dijo Claudia Pascual.

La Senadora electa expresó que, “debido a todos esos trabajos ‘gratuitos’ que realizamos, representamos una economía extraordinaria para el país, que carece de todo reconocimiento. Por ello debe existir la corresponsabilidad social, pero no sólo limitada al ámbito de la familia, sino que el propio Estado también debe hacerse cargo”, y añadió que, “de una vez por todas, tenemos que enfrentar conjuntamente la opresión y discriminación que sufrimos las mujeres, donde el patriarcado nos sitúa como ciudadanas de segunda categoría”.

“Por lo demás, las diversas discriminaciones de las que somos objetos tampoco son iguales para todas: las padecen con mucho más violencia las mujeres empobrecidas que las acomodadas socialmente. No es lo mismo ser mujer indígena y trabajadora que mujer empresaria. Es decir, habitamos una sociedad donde lo corriente es la discriminación de género, de etnia, de clase social”, manifestó Pascual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *