Portada » Blog » Chile. Que el factor género deje de prohibir la equidad laboral para la mujer trabajadora: 5 de marzo, foro para la libertad y dignificación de toda la humanidad

Chile. Que el factor género deje de prohibir la equidad laboral para la mujer trabajadora: 5 de marzo, foro para la libertad y dignificación de toda la humanidad

A pesar de que es común escuchar que el día de la mujer “se celebra”, lo cierto es que no hay mucho para celebrar, pero sí para conmemorar, pues las mujeres siguen siendo víctimas de injusticias y desigualdad en el mundo por el simple hecho de ser mujeres.

La necesidad de conmemorar un Día Internacional de la Mujer nace al final del siglo XIX, después de la Revolución Industrial. Este fue un periodo histórico que transformó la economía y el modo del trabajo desde finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX hacia el establecimiento de una Europa industrializada y sus reflejos en gran parte del mundo. Este fue un período de expansión capitalista a través del colonialismo, y el nacimiento de prácticas y teorías políticas revolucionarias. Sin embargo, uno de los problemas más grandes era que muchas mujeres eran explotadas y ninguna ley las protegía.

El 8 de marzo de 1857, las mujeres que trabajaban en la industria textil, que eran llamadas «garment workers» en inglés, en Nueva York, organizaron una huelga. Ellas peleaban para que hubiera salarios más justos y condiciones laborales más humanas.  Pero al momento de alzar la voz, los agentes de la policía las reprimieron.

Un total de 123 trabajadoras y 23 hombres murieron. El número de heridos fue de 70. La víctima de más edad tenía 43 años y la más joven, 14 años. ​Esto impulsó a las mujeres a continuar la lucha. Habían sido encerradas debido a que protestaban por mejoras laborales. Los dueños de la fábrica restringieron los accesos y muchas de las mujeres, al no tener otra vía de escape, saltaron desde pisos superiores hacia el pavimento, en un intento desesperado de escapar de las llamas que consumían a sus compañeras.

El incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist, es el desastre industrial más grande en la historia de esa ciudad y el cuarto en el número de muertes de un accidente industrial en la historia de Estados Unidos.

Y fue el detonante de la creación del importante Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles (International Ladies’ Garment Workers’ Union) que luchó por mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras textiles e introdujo importantes cambios en materia legislativa en las normas de seguridad y salud laboral.

En agosto de 1910, la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, realizada en Copenhague, reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de la socialista alemana Luise Zietz, se aprobó la resolución propuesta por Clara Zetkin proclamando el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La propuesta de Zetkin fue respaldada unánimemente por la conferencia a la que asistían más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés (Finlandia). El objetivo era promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio para las mujeres.

En 1959, las manifestantes crearon su primer sindicato para pelear por sus derechos.

Después de la segunda guerra Mundial más países se unieron y comenzaron a conmemorar el Día de la Mujer. En el año 1975, las Naciones Unidas la celebraron por primera vez.

Finalmente, en diciembre de 1977, la Asamblea General de la ONU proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. Este gesto de la ONU llevó a varios países a oficializar este día dentro de sus calendarios.

Cómo no recordar a Gladys Marín, que con honestidad nos enseñaba el trabajo que debíamos realizar para cambiar las estructuras sociales. Sumemos otros elementos como el respeto a la diversidad, educación no sexista, la interrupción del embarazo por las tres causales, etc. (Colombia es el primer país latinoamericano que elimina el delito de aborto hasta la semana 24.)

Han aparecido grupos de compañeras, quienes nos unieron en la lucha contra el maltrato y asesinatos de nuestras amigas, primas, madres, abuelas, hijas…el 8M no podemos olvidar a Antonia Barra, Nabila Rifo, Erica Hagan.

“Para liberarse, la mujer debe sentirse libre, no para rivalizar con los hombres, sino libres en sus capacidades y personalidad”. Indira Ghandi.

Por Fabiola Valenzuela Araneda, dirigenta nacional de la Federación de Trabajadoras y Trabajadores de la CCU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *