Portada » Blog » Chile. Fallece Rubén Collío, esposo de la lideresa social muerta Macarena Valdés e hijo de Marcelino, luchador popular que pereció el año pasado: Tanto dolor que me duele hasta el aliento

Chile. Fallece Rubén Collío, esposo de la lideresa social muerta Macarena Valdés e hijo de Marcelino, luchador popular que pereció el año pasado: Tanto dolor que me duele hasta el aliento

De acuerdo a medios digitales y a redes sociales provenientes del territorio ancestral del pueblo mapuche, al sur de Chile, debido a un accidente automovilístico en la zona de Villarrica, este miércoles 16 de febrero falleció el werkén (mensajero) Ruben Collío, quien fuera el esposo de Macarena Valdés, también defensora ambientalista y luchadora popular de Tranguil, la que fue encontrada muerta el 2016 cuando comunidades del territorio resistían a la instalación de una empresa eléctrica en la zona cordillerana de Panguipulli.

Rubén era padre de cuatro hijos con Macarena, oficiaba de orfebre, y desde la muerte de Macarena fue un inagotable promotor de la justicia ante su crimen. Asimismo, militó en distintas causas ligadas a la defensa de los territorios y los derechos humanos de las comunidades que han sido víctimas de la criminalización y represión estatal y empresarial de la zona.

Ya en febrero del 2021, murió Marcelino Collío Calcomín, padre de Rubén, reconocido dirigente social mapuche, miembro de la asociación mapuche We Kuyen, y conductor del programa de TV comunitaria “Pu mapuche warria mewmuleain”. Marcelino combatió contra la dictadura de Pinochet y en los noventa se integró al Consejo Ecológico de la comuna de Lo Espejo, en la Región Metropolitana. También era parte de la Plataforma Política Mapuche y acompañó a su hijo en la búsqueda de justicia por Macarena Valdés.

Rubén Collío partió sin que se haya hecho justicia por Macarena, con un caso que sigue quedando en la impunidad y hoy, con cinco niños huerfanos.

Por el momento se desconocen más detalles del accidente y estado de los acompañantes.

El 22 de agosto del 2016, Macarena Valdés, madre de cuatro hijos, lideresa social y opositora al proyecto hidroeléctrico de RP Global junto a quien fuera su compañero, Rubén Collío, fue encontrada muerta, colgada en su vivienda, en el sector Tranguil, comuna de Panguipulli, en presencia de su hijo menor de un año y medio de edad, descubierta por otro de sus hijos con 11 años.

Diversos testimonios acreditan que antes de la muerte de Macarena, su familia recibió graves amenazas del sicariato extractivista asociado a los intereses hidroeléctricos, y en especial a la transnacional RP Global. De hecho, el matonaje industrial se extendió a otras familias del territorio opositoras a la imposición de centrales hidroeléctricas, donde se cometieron una seguidilla de incidentes premeditados de la propia empresa y la policía militar, para instalar por la fuerza cableados para la conectividad hidroeléctrica que involucraron, esa vez, a la transnacional Saesa.

Una investigación pericial independiente realizada durante el 2017, y solicitada por la familia, arrojó indicios sobre la participación de terceros en la muerte de Macarena Valdés.

Los resultados iniciales del metaperitaje estuvieron a cargo del médico forense Luis Ravanal cuyo análisis desechó la tesis de un suicidio que sostuvo el Servicio Médico Legal (SML) de Valdivia en su primer peritaje, y técnicamente abrió la posibilidad para que el caso tenga que ser investigado bajo el supuesto de un asesinato.

El 25 de septiembre del 2017 se efectuó la exhumación de los restos de Macarena Valdés desde el cementerio mapuche en el sector de Tranguil, Liquiñe, comuna de Panguipulli, con el fin de realizar las pericias pertinentes en el Servicio Médico Legal, en Santiago.

Otro informe forense dado a conocer en septiembre del 2019, esta vez dirigido por un reconocido perito británico, sugiere que Macarena Valdés murió, “no por ahorcamiento suicida, sino por estrangulamiento por ligadura, con un objeto que alguien más sostenía alrededor de su cuello y lo apretaba con fuerza”.

Eso es lo que concluye el documento emitido por el médico forense británico John Clark, del 12 de agosto del 2019. Clark es un referente mundial de la medicina legal. Ex director del Departamento de Medicina Forense de la Universidad de Glasgow, ex patólogo jefe del equipo forense designado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) -donde realizó los exámenes post mortem de las víctimas de las matanzas en Srebrenica-, en la actualidad es perito de la Corte Penal Internacional (CPI).

Debido a la tragedia acaecida, se está organizando una cadena fraternal de solidaridad con la familia que le sobrevive a Rubén: sus cuatro hijos, su madre y su hermano Claudio.

Para contibuir, aquí están los datos:
Cuenta Vista:

Claudio Collío Benavides
Rut 15.540.201-6
Cuenta Vista No.
00-004-40210-08
Banco Chile

Correo:
ccollio@hotmail.com

16 f maca

16 f marcelino

16 d ruben 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *