Portada » Blog » Chile. Antes de irse, el régimen Piñera también quiere dejar custodiados los intereses de la industria salmonera en áreas protegidas: La naturaleza y las comunidades en peligro

Chile. Antes de irse, el régimen Piñera también quiere dejar custodiados los intereses de la industria salmonera en áreas protegidas: La naturaleza y las comunidades en peligro

Organizaciones medioambientales y especialistas en conservación alertan del Proyecto de Ley sobre “Acuicultura Sustentable”, promovido por el régimen Piñera.

A poco de dejar el cargo, Piñera puso urgencia a la tramitación de una iniciativa que posibilitaría que centros de cultivo sigan operando en áreas protegidas, cuestión que ha sido rechazada ampliamente tras el desastre ambiental ocurrido en el Fiordo Comau, en la Región de Los Lagos.

La muerte masiva de más de 6 mil toneladas de salmones en esa zona de la provincia de Palena, impulsó la acción popular por concretar una normativa que realmente proteja los ecosistemas del sur de Chile.

Mediante una carta dirigida a Piñera, ministros y al Congreso, cerca de 70 organizaciones, nacionales y extranjeras, asociadas a comunidades indígenas y territorios locales, científicos, académicos y activistas ambientales, lograron que una comisión de la Cámara Baja debata una ley conocida como “#ÁreasProtegidasSinSalmoneras”, que prueba que la explotación de la industria salmonera en territorio protegidos es incompatible con los criterios de sustentabilidad que requieren estos espacios para su conservación en el mediano y largo plazo.

Pero Piñera y los intereses de la industria extractiva que representa, salió con otro Proyecto de Ley, que plantea que algunos centros de cultivo, según él, pueden cumplir ciertos criterios de sustentabilidad, y por tanto, podrían continuar funcionando en zonas protegidas, lo que causó el rechazo generalizado de las agrupaciones.

La representante de la Fundación Elemental Nature, Ximena Schott, expresó que, “es inaceptable que el Gobierno saliente se preste una vez más, para favorecer al sector salmonero y la acuicultura, elaborando y propiciando un proyecto que va en un sentido totalmente contrario al presentado por las organizaciones”.

La integrante de la Sociedad Civil por la Acción Climática de Magallanes, Beatriz Castro, comentó que estudios y la experiencia han demostrado que la actividad acuícola no puede ser sustentable y que esperan que su tramitación sea rechazada en el Congreso.

El presidente de la Agrupación Aysén Reserva de Vida y director del Comité Pro Defensa de la Fauna y Flora de esa región, Peter Hartmann, explicó que la salmonicultura no tiene nada de sustentable, pues se basa en la depredación de otras especies, que bien pueden alimentar a la comunidad. Además, la industria ni siquiera aporta a las economías locales donde opera.

El miembro del directorio de Mission Blue, y experto en políticas de conservación, Maximiliano Bello, señaló que la propuesta del Gobierno, “no tiene ningún asidero científico. Es una respuesta de la presión de la industria del salmón, quienes continúan tratando de erosionar la imagen y el patrimonio natural del país”.

Asimismo, los actores coinciden en la cuestionable ocurrencia que tuvo la administración Piñera de presentar el Proyecto de Ley a poco de dejar La Moneda, mientras está en curso otro proyecto que nació de la ciudadanía y que busca un real resguardo de los ecosistemas del sur de Chile.

La comisión de Pesca y Acuicultura de la Cámara de Diputados es la encargada se votar el proyecto emanado de la comunidad, cuando se inicie el nuevo periodo legislativo, momento donde tanto empresarios de la industria salmonera como representantes del mundo científico y las organizaciones sociales, deberán argumentar sus posturas sobre la materia.

En tanto, desde Chiloé a la Patagonia se sueña con que es posible habitar un territorio donde las zonas protegidas se respeten, sin actividades extractivista en su entorno para que sus bondades se desarrollen y perpetúen para las próximas generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *