Chile. 114 días de huelga llevan los obreros de la fábrica de mallas RGM: El patrón no negocia, cierra la empresa, rechaza la mediación y envía a carabineros contra los trabajadores

Este viernes 14 de enero los trabajadores de la empresa de mallas RGM llegaron a los 114 días de huelga legal. La movilización comenzó por razones salariales, pero la intransigencia patronal feroz ha provocado que ni siquiera esa reivindicación sea tratada.

El presidente del Sindicato, Pablo Araya, denunció que la firma está cerrada y simplemente no quiere negociar: “la empresa se niega a negociar y quiere, con los bonos del convenio antiguo de hace 8 años, pagarnos los días de huelga. Entonces perderíamos el piso, no tendríamos bono de noche, aguinaldo, nada”.

Debido a la extensión de una huelga de trabajadores con salarios de miseria, algunos empleados se vieron obligados por la necesidad a dejar la empresa. Ahora el Sindicato ha limitado sus peticiones a que les paguen los tres sueldos base que la patronal les había prometido para los días de huelga, y que les mantengan el piso, quedando atrás la petición de un reajuste salarial.

El representante de los trabajadores afirmó que, “estamos destruidos. Da pena la indolencia de la empresa”, y añadió que, “han sido momentos difíciles, estamos tratando de buscar los últimos recursos para ya ni siquiera tener una buena negociación, sino que una entrada digna; para que nos paguen la mitad de este sacrificio que hemos hecho, para costear un poco las deudas que hemos adquirido estos 4 meses”.

Pablo Araya comunicó que seguirán manteniendo la huelga y que se reunieron con el equipo de trabajo del Presidente electo Gabriel Boric, el cual los contactó con un abogado para ayudarles a efectuar una mediación.

La empresa de mallas RGM, cuyo propietario es Renato Gemigniami, es una compañía cuyos obreros se dedican al diseño, fabricación, instalación y mantención de cercos perimetrales, de cintas transportadoras, de elementos de seguridad perimetral, etc.

El presidente del Sindicato, Pablo Araya, dijo que durante la huelga han sido víctimas de la represión y violencia de carabineros y del dueño de la firma, y explicó que, “el tema está fuerte porque el empresario no quiere ceder, y más encima tiene a su guardia, su escolta personal, que es Carabineros de Chile. El subteniente Pino se acerca cada vez que lo llaman para reprimirnos. Ya tienen algo personal contra mí. Me sigue y poco menos que tengo que salir arrancando porque me quiere llevar detenido las veces que él quiere”.

Chile. 76 días de huelga cumplen obreros de Mallas RGM: La dignidad de la lucha y la violencia intransigente del patrón

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *