Chile / Wallmapu. No fue “por defensa propia” que infantes de marina y carabineros asesinaron a comunero y dejaron heridos de gravedad: Así lo acreditan el INDH, testigos y comunidades reprimidas

Familias, comunidades reprimidas de la franja costera de Arauco y el propio Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, rechazaron la versión del régimen Piñera ante el asesinato de dos comuneros mapuche a manos de la policía militarizada e infantes de la Armada, este miércoles 3 de noviembre.

Con el fin de justificar el uso de la violencia militar de agentes del Estado contra comuneros mapuche, el gobierno del imputado Sebastián Piñera, mediante el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, defendió la actuación criminal de los uniformados con el falso argumento de un supuesto ataque en su contra, pese a que existen registros y testimonios que evidencian totalmente lo contrario.

Asimismo, el gobierno se equivocó al contar a las personas asesinadas y heridas por los efectivos, hablando en primera instancia de dos comuneros muertos.

Fue el mismo INDH, entidad del Estado, que desmintió a Delgado y precisó que se trataba de una persona asesinada y tres heridas de diversa gravedad, quienes fueron trasladadas hasta el hospital de Temuco el miércoles 3 de noviembre en la noche.

Sobre el supuesto “fuego cruzado” para intentar justificar la extrema violencia con la que actúan en el Wallmapu los agentes del Estado, fueron las mismas personas violentadas quienes pudieron registrar parte de los ataques en su contra.

Desde el Cesfam de Tirúa, testigos del violento ataque policial y militar, señalaron que fueron los mismos agentes del Estado quienes abrieron fuego contra las personas, específicamente contra dos autos que transitaban por la ruta luego de que los funcionarios abrieran el paso al tránsito que ellos mismos mantenían cortado con vehículos blindados.

Por su parte, la presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncón, repudió el ataque perpetrado por la policía militarizada e infantes de la Armada contra la caravana de comuneros mapuche que se desplazaban entre las rutas de Cañete y Tirúa y que dejó como resultado una personas asesinadas a bala.

En compañía de las y los representantes de los 17 escaños reservados a pueblos originarios, Elisa Loncón enfatizó que, “queremos repudiar enérgicamente la política racista y violenta del Estado y el gobierno que esta afectando a nuestras comunidades”.

Durante los hechos, una testigo que pidió reserva de su identidad indicó que, “Nosotros veníamos pasando, porque los militares abrieron la pasada para que se habilitara la ruta hacia Tirúa, íbamos como pasajeros, no como manifestantes. Cuando veníamos pasando militares empezaron a disparar contra los vehículos de los pasajeros que transitaban la carretera y le dispararon a un caballero que venía delante de nosotros. Más atrás tocó un tiro a una niña menor de edad y ella quedó botada en la ruta”.

En el CESFAM de Tirúa, uno de los heridos relató que, “Carabineros nos dio la pasada. Veníamos entrando y un milico llegó y nos disparó. Ahí está la camioneta toda baleada, nosotros estábamos al lado de allá [del corte de camino] y abrieron el paso. Íbamos cruzando detrás de un bus y nos dispararon, sin hacer nada. Esa es la represión que nos tienen a nuestro pueblo nación mapuche”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *