Chile. Escalada de movilizaciones anuncian las y los empleados del Estado: “Este gobierno nefasto no sabe dialogar con los trabajadores”

Frente a la nula respuesta de las autoridades a la solicitud de los trabajadores del Estado para dar inicio a las negociaciones del sector, los gremios anunciaron que desde mañana 3 de noviembre realizarán una escalada de movilizaciones.

Una escalada de movilizaciones iniciarán este 3 de noviembre los 16 gremios que componen la Mesa del Sector Público, para presionar al gobierno a iniciar la negociación de su pliego de peticiones, entregado hace dos semanas.

“La salud protestará frente a los hospitales de todo el país y se movilizará hacia las intendencias, gobernaciones y Ministerio de Hacienda. No podemos esperar hasta el 22 de noviembre, eso es acorralarnos para que no podamos negociar, como el año pasado, que culpando a la pandemia nos obligaron a demorar las reuniones hasta enero, dejándonos contra la espada y la pared, quitándonos beneficios históricos. Este gobierno nefasto no sabe dialogar con los trabajadores”, acusó la presidenta de la Federación Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud, Fenats Nacional, Patricia Valderas.

Carlos Insunza, coordinador de la Mesa del Sector Público señaló que ya han pasado dos semanas desde la entrega formal de su petitorio y seis días desde el envío de una nueva nota, pidiendo adelantar la discusión del reajuste, sin que la autoridad acuse recibo, calificando el gesto como una falta de respeto. “Instamos al gobierno a dar una respuesta y convocamos a todos los trabajadores públicos del país a estar atentos y sumarse con fuerza a las actividades que iremos anunciando, para ser escuchados”, afirmó, y agregó que, “aunque el ministro no quiera reconocerlo, sí estamos atravesando una tercera ola de contagios y la función de los trabajadores públicos es esencial en todo esto; merecemos ser escuchados”.

Históricamente, el resultado de las negociaciones entre las y los empleados del sector público y los representantes del Estado ha sido usado como referencia para el el gran empresariado capitalista del sector privado.

Asimismo, en las negociaciones del área pública se reflejan las políticas de ajuste de la administración fiscal en las carteras de inversión social, como salud, trabajo, vivienda. En definitiva, lo que concluya de la negociación funciona como indicador económico para las clases trabajadoras y populares. Al respecto, la crisis social, económica y sanitaria en curso exige de las fuerzas sociales del sector público el máximo despliegue de su capacidad movilizadora, más allá de sus propios miembros. Casi está de más mencionar las repercusiones electorales que comporta esta negociación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *