Chile. 18 días de huelga llevan las y los trabajadores de la empresa de mallas RGM: El patrón los increpa, carabineros los reprime y la inspección del trabajo se hace la sorda

18 días en huelga cumplieron este sábado 9 de octubre las y los trabajadores del Sindicato de la empresa de mallas RGM, quienes paralizaron sus faenas tras las demandas salariales que, hasta ahora, han sido desdeñadas por la patronal. RGM es una compañía cuyos obreros se dedican al diseño, fabricación, instalación y mantención de cercos perimetrales, de cintas transportadoras, de elementos de seguridad perimetral, etc.

El presidente del Sindicato, Pablo Araya, señaló que durante la huelga han sido víctimas de la represión y violencia de carabineros y del propietario de la firma, y explicó que, “el tema está fuerte porque el empresario no quiere ceder, y más encima tiene a su guardia, su escolta personal, que es Carabineros de Chile. El subteniente Pino se acerca cada vez que lo llaman para reprimirnos. Ya tienen algo personal contra mí. Me sigue y poco menos que tengo que salir arrancando porque me quiere llevar detenido las veces que él quiere”.

Asimismo, Pablo Araya enfatizó lo pésimo y abusivo que es el trato del dueño de la firma, Renato Gemigniami, con las y los empleados, y narró que, “se presentó el dueño de la empresa a increparnos, a hacer uso de su prepotencia, y nosotros no nos achicamos y respondimos de la misma manera. Han sido fuertes estos días, pero aquí estamos, más unidos que nunca, se están acercando otros sindicatos a apoyarnos”.

Sobre las reivindicaciones salariales del Sindicato, el dirigente laboral informó que Gemiagniami, “nos dijo que no tenía plata, que la negociación no la podíamos hacer porque estaba con números rojos, y resulta que el jueves pasado nos amenazó con que él nos puede tener 4 meses afuera y no va a perder ni un peso. Entonces se contradice”, y añadió que, “Él habla de números rojos, y trabajó toda la pandemia con permisos falsos, y nosotros por la necesidad de trabajar no quisimos hacer las denuncias porque los compañeros no querían pues se iban a ver afectados. Pero tenía permisos de primera necesidad y resulta que nosotros hacemos mallas de alambres. No sé qué necesidad tenía el país de mallas. Es una empresa que trabaja siempre irregular”.

Las y los trabajadores en huelga comunicaron que han solicitado a la Inspección del Trabajo que interceda en el conflicto laboral, pero no han obtenido ninguna respuesta de la entidad pública, por lo que continuarán movilizados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *