Chile. Tras la huelga, las y los trabajadores del Banco Estado Microempresas conquistan sus demandas: La más importante, el reconocimiento a su labor

Luego de cuatro días de huelga, entre el 21 y el 25 de septiembre pasados, el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de Banco Estado Microempresas, BEME, logró un contrato colectivo superior a la oferta hecha por la empresa. 

Desde fines de julio el Sindicato sostuvo las clásicas mesas de negociación con la firma Banco Estado con el fin de conquistar un reajuste salarial. Sin embargo, la negociación fue abruptamente interrumpida porque la entidad financiera se acuarteló en una circular “legada” por el exministro de Hacienda, Ignacio Briones, en la cual se ordena a las instituciones del Estado o con participación de recursos fiscales a clavarse en un 0 % de reajuste remuneracional en cualquier evento negociador.

La circular fue rechazada jurídicamente por el Sindicato BEME en la Corte de Apelaciones de Santiago, debido a la inconstitucionalidad de la norma y la violación de los derechos de las y los trabajadores a negociar de manera colectiva. El recurso de la organización laboral todavía está en proceso y espera su fallo.  Al respecto, el coordinador nacional de las y los empleados del Banco, Gustavo Véliz, manifestó que, “vamos a seguir la pelea dependiendo de la respuesta en la Corte de Apelaciones, ya que esta circular vulnera el derecho de todos los trabajadores, no sólo de nosotros”.

La huelga se votó el 9 y 10 de septiembre y fue aprobada por más del 90 % de los socios sindicales, tras lo cual la organización laboral solicitó la mediación de la Dirección del Trabajo de Santiago, sin alcanzar un acuerdo con la firma. Por ello, la paralización de actividades inició el 21 de septiembre, con la adhesión de los trabajadores de Arica a Porvenir.

Antes de la huelga, el dirigente Gustavo Véliz expresó que la cuestión no estaba concentrada en las cifras del reajuste, sino que en la ausencia de reconocimiento y respeto al trabajo que efectúan como filial de la empresa: “Banco Estado Microempresas es una filial de la corporación que cuenta con 1200 socios, 1134 de ellos afiliados al sindicato. Cuando el Estado dice que va a fomentar la microempresa mediante créditos e incentivos, es este grupo de hombres y mujeres quienes hacen de intermediarios y entregan estos productos… Durante el Estallido Social y la pandemia, este grupo de personas ha estado en primera línea apoyando en la estabilización del sector económico y a los microempresarios”.

Durante los días de huelga debió intervenir el director de la Dirección del Trabajo de Santiago con el encargado de relaciones laborales, para que se concretara la reunión entre el Sindicato y el gerente general  que reunió a representantes del sindicato con el gerente general del BEME, cuestión que no ocurrió durante todo el periodo de negociaciones previas.

Para el dirigente sindical Gustavo Véliz, la más importante conquista consistió en el reconocimiento de la compañía a su trabajo y a sus reivindicaciones y derechos. 

Abajo se encuentra la misiva que el Sindicato de BEME emitió para agradecer las muestras de solidaridad de otros actores sociales y donde se detalla lo conquistado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *