51 días de huelga llevan las y los empleados del hipermercado Tottus de Copiapó y Vallenar: La empresa dice No a todas las demandas

Las y los trabajadores del sindicato de Tottus de la región de Atacama, comenzaron la huelga el pasado 7 de junio, tras no llegar a acuerdos satisfactorios con la empresa.

Al día de hoy, continúan paralizadas las sedes de Mall Plaza Copiapó, de la Avenida Los Carrera del mismo municipio, y de Vallenar. Son ciento ochenta las y los empleados que luchan por conquistar derechos similares en los tres supermercados.

La vocera del sindicato, Rosario Castillo, expresó que están demandando, “un aumento de sueldo de un 4%; un bono de alimentación de $3.500, y uno de locomoción de 2 mil pesos”.

Por su parte, Tottus, una pieza del grupo económico Falabella, sólo ha contestado con negativas a las y los trabajadores, ofreciendo un reajuste salarial de un 1,5%, cifra que no da cuenta siquiera del incremento de los productos y servicios básicos en el país.

La dirigenta Rosario Castillo agregó que la propuesta corporativa se limitó a subir el bono de colación en $190 y el de locomoción en $110. 

Asimismo, la representante sindical señaló que, “nos están ofreciendo un término de conflicto en base a los años de servicio que llevamos. De la tienda de Vallenar, yo soy una de las trabajadoras más antiguas, pero todos mis demás compañeros del sindicato llevan menos de un año. La empresa nos ofreció un bono de término de conflicto de $75.000, y más encima imponibles”.

El sindicato de Tottus de la región de Atacama enfatizó que la compañía nunca tuvo disposición de sentarse a negociar con las y los trabajadores, ni antes ni durante la huelga: “Siempre quisieron discriminar entre Copiapó y Vallenar, siempre dejando fuera a Vallenar”.

Castillo explicó que Tottus, siguiendo el guión de todas las grandes empresas, se excusó con que, “no tienen plata, siempre echándole la culpa al estallido social y a la pandemia. Argumentan que esto afectó las ganancias, pero sabemos que Tottus es un servicio de primera necesidad, por tanto, nunca ha cerrado durante la pandemia. Sus ganancias aumentaron gracias a todos los retiros de los ahorros previsionales que hubo. La firma supera sus metas con 100 millones de pesos diarios, siendo que tienen un presupuesto de venta de 50 millones diarios, es decir, ahora duplican sus utilidades, y aun así se niegan a negociar con los trabajadores aludiendo que no hay recursos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *