Las y los Trabajadores de la Salud y el gremio docente rechazan presiones del gobierno para volver a clases presenciales en medio de la cuarentena

Ante la insistencia majadera y antisocial del Gobierno para el retorno forzado a las clases presenciales, aun en contexto de cuarentena, la Federación Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud, Fenats, y el Colegio de Profesores y Profesoras rechazaron las presiones del Mineduc y el Minsal.

La política de un peligroso retorno a clases presenciales, presionada por el Ministerio de Educación y recientemente acompañada por el Ministerio de Salud, continúa sumando críticas no solo de parte de las comunidades educativas sino también de las agrupaciones sindicales.

Durante la mañana de este 24 de junio, la Presidenta de la Federación Nacional de Trabajadores y Trabajadores de la Salud, Patricia Valderas, expresó que, “creemos que el ministro se equivoca nuevamente en la toma de decisiones”, emplazándolo por no convocar a la Fenats, “a la reunión que sostuvo con más de 140 organizaciones, siendo que somos nosotros los que estamos en primera línea, viendo día a día cómo muere la gente y atendiendo a los que salen de gravedad”.

La dirigenta manifestó con claridad que, “sería un peligro para la población y para los trabajadores de la salud, que ya están agotados. Hay que pensar, además, que ello no solo sacaría a la calle a los niños, sino también a los apoderados, profesores, transportistas, auxiliares”.

Asimismo, el presidente del Colegio de Profesoras y Profesores, Carlos Díaz, dijo que, “en el actual momento no están las condiciones para el retorno a la presencialidad como lo pretende el Gobierno”.

El representante gremial dijo que como Colegio, “denunciamos los intentos, de los ministerios de Educación y Salud, de volver a una situación de presencialidad, exponiendo innecesariamente a las comunidades educativas, incluso en tiempos de cuarentena”.

Igualmente, entre ambos espacios gremiales se dio el pleno apoyo a las y los trabajadores frente a un escenario donde, aseguró el dirigente de las y los docentes, “no existen protocolos claros de seguridad a nivel nacional y no se considera la opinión de los trabajadores directamente involucrados en el tema a fiscalizar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *