Primero de Mayo y Pandemia Socio-Económica

El Primero de Mayo, se conmemora el “Día Internacional de los Trabajadores”. En homenaje a los Mártires de Chicago, a los Mártires de la Dictadura y a los caídos en las protestas populares.

El Presidente Salvador Allende, el Primero de Mayo de 1971, nos dijo, “Trabajadores de Chile, este no es un día de fiesta, este es un día de recuerdo, de rememoración. Un día para mirar hacia atrás, más allá y dentro de las frontera de la patria y rendir un homenaje a todos aquellos que en distintas latitudes, cayeron luchando por hacer más digna la vida y conquistar la auténtica libertad”.

Igualmente, Clotario Blest, fundador de la CUT, desde la cárcel en 1956, afirmó, “Los trabajadores de Chile, no han sido ni serán aplastados por la tiranía, y si hoy caemos algunos en batalla, se levantarán otros, hasta doblegar la soberbia y prepotencia de la oligarquía económica y sus sirvientes”.

Estamos en una pandemia global, sanitaria y socio-económica, que nos afecta a todos, pero más le toca a las familias trabajadoras, a los cesantes, a los que han perdido seres queridos, y a los abandonados por el Estado. Constituyen el sector más desfavorecido, quienes viven en hacinamiento y con escuálidos recursos.

Al desempleo, se agrega la angustia de quienes perciben ingresos bajos, contratos precarios o temporales, personas endeudadas más allá de su ingreso anual, las y los asalariados viven endeudados y la pobreza se disfraza, se torna más visible que aparente.

Los retiros de la AFP, son para recuperar el control popular de los fondos sociales de los trabajadores, hoy administrados por compañías extranjeras o monopólicas nacionales.

Los funcionarios y mayoritariamente, las funcionarias de los servicios de salud, exponen sus vidas por el pueblo, con recursos insuficientes para evitar contagios.

Vuelven en Puente Alto y en las comunas populares, las ollas comunes, para enfrentar la desolación que viven los sectores abandonados y que constituyen el único alimento del día.

El 30 de abril, se convocó a una Huelga General Sanitaria, en protesta por el desamparo de la población, para poder tener una renta básica universal de emergencia para todos con la sola excepción del 10% de la población de más altos ingresos.

La lucha por pensiones dignas, la liberación de los presos políticos, sueldos decentes para el pueblo trabajador, son las peticiones básicas en este periodo.

Luis Emilio Recabarren, fundador del movimiento obrero, a comienzos de siglo pasado, nos expresó, “El primero de mayo, quizás no sea una fecha conmemorativa, quizás tampoco sea un aniversario, ni menos una fiesta. El primero de mayo, debe ser un símbolo y una esperanza, un porvenir y una realidad. Debe ser un día, en el cual se den cita los trabajadores del mundo entero para estrechar cariñosamente su amistad”.

Por Ricardo Klapp Santa Cruz

Seis películas en las que cantan La Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *