Una semana de huelga cumplen las y los trabajadores de AFP Cuprum: Dignidad y solidaridad en pie

Más de 50 días de negociación tuvieron los y las trabajadoras del Sindicato Nacional de AFP Cuprum. El miércoles 24 de febrero pasado se reunieron con la empresa, esperando alguna respuesta positiva al primer proyecto de contrato colectivo, presentado el 29 de diciembre de 2020, “tras una serie de trabas a nuestras intenciones para conseguir mejores condiciones laborales para nuestros asociados”, indicó la organización sindical.

Pero la empresa no quiso negociar y los y las trabajadoras resolvieron iniciar la huelga y protestar en el exterior de las sucursales de la empresa.

Las dirigentas Mirna Zuleta, presidenta, y Ofelia Morales, tesorera, señalaron que, “nos obligaron a irnos a huelga. Nuestro empleador, con la cantidad billonaria de utilidades que tiene, no quiso negociar y nuestro petitorio alcanzaba solo un 0,07%. ¿Qué les costaba?”.

“¿Qué solicitamos? Un alza en nuestros sueldos de un 4% – incluso bajamos a un 3% el aumento de nuestras rentas-, revisión de nuestras comisiones, porque nuestros sueldos son bajos y el 80% de ellos son comisiones”, aseguró Zuleta.

El Sindicato apuntó que, “AFP Cuprum funciona con “grupos negociadores” los cuales firmaban un contrato colectivo cada 4 años, permitiendo que prácticamente se “congelaran” los beneficios para los trabajadores. Sin embargo, el 4 de julio del año 2019 junto a trabajadores de Puerto Montt, Santiago, Calama, Punta Arenas y Antofagasta, formamos el primer sindicato de trabajadores AFP Cuprum, cuya directiva encabezamos dos trabajadoras de Antofagasta: presidenta, Mirna Zuleta Rivera; Ofelia Morales Araya, tesorera; y el secretario, Julio Paredes, en representación de la Zona Sur, quien es trabajador de Puerto Montt”.

El Sindicato está formado por alrededor de 400 trabajadoras y trabajadores, desde Arica a Punta Arenas, representando alrededor del 60% de la fuerza de ventas y una parte del equipo administrativo de la gerencia comercial.

Mirna Zuleta explicó que, “no ha sido fácil poder organizarnos para luchar por nuestros derechos. En ciertas ocasiones hemos sentido cierto grado de discriminación y displicencia al ser un sindicato primerizo y comandado, en gran parte, por mujeres; una triste realidad, considerando que hoy en día se ha luchado para que todos los derechos sean igualitarios. No obstante, no dejaremos de poner nuestras energías al servicio de nuestros socios, para seguir trabajando en pro de mejorar las condiciones laborales actuales, teniendo en cuenta que llevamos casi dos años de dificultades, con un reciente estallido social y ahora una pandemia mundial (…) Hacemos un llamado a AFP Cuprum a terminar con las prácticas antisindicales y presiones innecesarias, y llegar a un acuerdo que reivindique los Derechos Humanos, sociales y monetarios de los más de 350 socios del Sindicato N1 de trabajadores”.

Los y las trabajadoras están dando una pelea enorme contra la multimillonaria AFP Cuprum, empresa privada que, como toda AFP, se ha enriquecido a costa del negocio de las pensiones en Chile y gracias al empeoramiento de las condiciones laborales, pagando sueldos por debajo del ya ridículo sueldo mínimo y haciendo que sus trabajadoras deban obtener su salario según comisiones variables, mientras que sus gerentes y jefes ganan salarios millonarios.

Al primero de marzo, el Sindicato cumplió una semana de huelga y ha recibido el apoyo solidario de innumerables agrupaciones sindicales hermanas, y organizaciones sociales que luchan por el mejoramiento de la vida de las clases trabajadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *