Federación CCU: Rechazamos las amenazas y prepotencia del ministro de Hacienda contra la ANEF

De la mano con las y los trabajadores públicos y el Directorio Nacional de la ANEF, hacemos causa común en rechazar la conducta prepotente del ministro Briones y su gobierno. Hacemos causa común en declararnos contrarios al llamado “Presupuesto Base Cero Ajustado” del Ejecutivo. Hacemos causa común en la lucha por la conquista de los derechos sociales y humanos del pueblo trabajador; y hacemos causa común en el objetivo superior de construir una sociedad más justa, más libre, más democrática, más equitativa, más humana.

Las y los trabajadores que hacen la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF, están determinados por su vocación pública y servicio social. Su labor general tiene por objetivo el bienestar de la ciudadanía. Continuadores consecuentes de la práctica señera de Luis Emilio Recarraben en los albores de la organización de los trabajadores, en su seno han cultivado su ejemplo, gigantes como Clotario Blest, Tucapel Jiménez y Manuel Bustos.

La Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de la CCU, no olvida. De hecho, procuramos que nuestro quehacer y principios sean una extensión cotidiana de la ética y voluntad colectiva de la ANEF.

Por ello, nos solidarizamos con la condena que hoy realiza la ANEF contra la prepotencia e intento de amedrentamiento que recibieron del ministro de Hacienda del gobierno de turno, Ignacio Briones.

El pasado 26 de junio, el Directorio Nacional de la ANEF se reunió con el ministro y el subsecretario de Hacienda. En la oportunidad, ambos representantes del gobierno se comprometieron a instalar un espacio bipartito de trabajo y coordinación que permitiera un diálogo, por una parte, respecto del tema sanitario, sobre condiciones de retorno al trabajo presencial de las y los funcionarios públicos y de los protocolos de protección de la vida y salud de los mismos y, por otra parte, respecto del presupuesto fiscal denominado “Presupuesto Base Cero Ajustado”, concepto rechazado por la ANEF.

Sin embargo, el reciente 10 de julio, en comunicación con el Presidente de la ANEF, José Pérez Bedelli, el ministro Briones fue áspero e irreverente con la mayor Confederación de asalariados del país, usando veladas amenazas respecto de los intereses generales y sectoriales de los trabajadores y trabajadoras del sector público, y anunciando que solo se mantendrían los canales formales de encuentro, como la Mesa del Sector Público. Lo anterior, debido a la querella presentada por la Comisión Chilena de Derechos Humanos, en conjunto con la ANEF y la FEDEPRUS, en contra del presidente de la República, Sebastián Piñera Echeñique, el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich Mux, y del subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, por razones profusamente conocidas y apoyadas por la inmensa mayoría de la ciudadanía.

La actual administración del Estado no sólo ha desoído el clamor justo de un país que, resultado de una crisis social y sanitaria sin precedentes, impone medidas absolutamente insuficientes para morigerar los efectos dramáticos de la crisis económica y sanitaria que sufre la familia chilena. Ahora carga contra la ANEF, toda vez que su desempeño, demandas y luchas, riman de manera exacta con el mejoramiento de la vida de toda la sociedad, y en particular, con quienes hoy mismo sufren el empobrecimiento, la destrucción de empleo, la deuda impagable, el abandono y desamparo.

De la mano con las y los trabajadores públicos y el Directorio Nacional de la ANEF, hacemos causa común en rechazar la conducta prepotente del ministro Briones y su gobierno. Hacemos causa común en declararnos contrarios al llamado “Presupuesto Base Cero Ajustado” del Ejecutivo. Hacemos causa común en la lucha por la conquista de los derechos sociales y humanos del pueblo trabajador; y hacemos causa común en el objetivo superior de construir una sociedad más justa, más libre, más democrática, más equitativa, más humana.


Directorio Nacional
Federación de Sindicatos de Trabajadores del Holding Heineken CCU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *