CUT: “No podemos poner en contradicción o la vida o la economía”

Las declaraciones fueron vertidas por la Central Unitaria de Trabajadores en su exposición durante la sesión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Baja que está revisando dos Proyecto de Ley, uno de los cuales se refiere a “Modificar el Código del Trabajo, para suspender la aplicación de las causales de despido por fuerza mayor y por necesidades de la empresa, durante el periodo que indica, debido a la emergencia provocada por la pandemia de Covid-19”.

En la sesión –realizada el pasado 19 de mayo vía videoconferencia- participaron la presidenta y el secretario General de la CUT, Bárbara Figueroa y Nolberto Díaz. En la primera parte se revisó el Proyecto de Ley sobre suspensión temporal de los procesos eleccionarios y prórroga de mandatos de las organizaciones sindicales (boletín N° 13.488-13) que finalmente fue aprobado considerando gran parte de las indicaciones que planteó la CUT.

La segunda etapa del debate se abocó a revisar dos proyectos de ley: 1. Suspender dos causales de despidos del Código del Trabajo: Artículos n°159 numeral 6 y el n° 161 (boletín N°13.323-13) 2. “Modifica el Código del Trabajo para hacer improcedente la causal de despido por caso fortuito o fuerza mayor, durante una emergencia sanitaria declarada con motivo de enfermedades transmisibles” (Boletín N° 13.370-13). Todos ellos, atendiendo los efectos económicos y sociales que está generando el manejo de la crisis sanitaria por parte del Gobierno y las prácticas abusivas de los empresarios.

En la ocasión, Figueroa recordó el Plan Nacional de Emergencia (PNE) de la CUT entregado al Gobierno el pasado 17 de marzo –el que aún no tiene respuesta- señalando que allí, entre las medidas económicas que se proponen, están los mecanismos de financiamiento para solventar a las empresas “de tal manera que estas puedan subsistir. Pero eso además lo acompañamos de otro paquete de medidas de protección de empleo porque (…) si una empresa – fuese esta  pequeña, micro, mediana o grande- quisiera optar a recursos por parte del Estado o a fondos y créditos de solvencia, esto tenía que ser con el compromiso de que las empresas no despidieran a los trabajadores. Y nos atrevíamos ya a plantear en ese minuto, la necesidad de revisar incluso la suspensión transitoria de estas causales de despidos que aborda este proyecto de ley presentado, de tal manera que no se produjeran situaciones abusivas”.

Propuesta de la CUT que, justamente, apuntaba a evitar prácticas abusivas que se podían potenciar con la excusa de las necesarias medidas de cuarentena sanitaria tal como, efectivamente, ha sucedido con el aprovechamiento que se está haciendo de la mal llamada Ley de Protección del Empleo que ha suspendido miles de contratos laborales pero que tampoco vino a evitar los masivos despidos por los artículos citados: “No podemos poner en contradicción o la vida o la economía”, dijo Figueroa.

En tanto, Díaz, entrando de lleno en el fondo de la discusión, recordó, en especial, que el artículo 161 con su causal de despido por “necesidad de la empresa”, históricamente: “…se ha prestado para los más increíbles abusos en el ámbito de las relaciones laborales individuales”. Asimismo, denunció que la ley de suspensión de contratos –promovida por el Gobierno- solo ha servido para que los empresarios abusen de ella, dándole facilidades incluso a grandes empresas que sin duda cuentan con suficientes espaldas financieras para sostener los salarios por un tiempo. Es por ello que saludó estos proyectos porque, de alguna manera, viene a dar certezas a los trabajadores y trabajadoras, en un momento en que ya se hace sentir el impacto social que están teniendo las restricciones sanitarias sin resguardo de ingresos y empleos.

Insistió ante los diputados que estos proyectos de ley se ajustan, armónicamente, con los principios fundantes del Derecho del Trabajo y de los trabajadores/as, tales como: “…el rol Protector del derecho del trabajo: la posibilidad de cuidarlo en su salud, en su vida, alejándolo de los riesgos”, precisando que: “…el salario, es el principal derecho que un trabajador requiere en una crisis para poder abastecerse y para poder proteger a su familia”.

Al respecto, argumentó que, “El principio Protector del trabajador es la columna vertebral constituyente del Derecho del Trabajo y por eso está en el centro de las preocupaciones del mundo sindical, más aún en tiempos como estos. Recordemos que este se gestó en plena cuestión social para evitar (o más bien limitar) los abusos al proletariado, por lo que su razón de ser al momento de interpretar, modificar, integrar y/o elaborar normas, no puede desatenderse”.

En la sesión participó también participaron Fernando Arab, subsecretario del Trabajo y Francisco Moreno, subsecretario de Hacienda.

Fuente: CUT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *