Morosos superan los 4,5 millones de personas en Chile: La gran estafa financiera detrás de la deuda

La legislación tributaria beneficia a la banca y el retail por las deudas no pagas. A esas entidades les conviene mucho más la repactación infinita de los créditos que su cancelación.
Uno de cada 3 chilenos mayores de 18 años tiene un saldo financiero que no puede pagar.

La Universidad San Sebastián junto a Equifax, empresa dueña de Dicom, dio a conocer los resultados del informe “Deuda Morosa”.

El estudio correspondiente al segundo trimestre de 2019, revela que el 34,4 por ciento de los adultos residentes en el país registra algún tipo de compromiso financiero no finiquitado.

El informe, que abarca hasta el mes de junio de este año, indica que los tramos de las personas mayores de 60 años muestran el mayor crecimiento con un siete por ciento, mientras que el promedio de la mora de los mayores de 70 años creció un 15,1 por ciento.

El decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, Sergio Mena, alertó sobre esta constante. Los adultos mayores, se endeudan principalmente en el retail y cajas de compensación, debido a sus bajas pensiones, cuestión que los obliga a contraer un compromiso financiero que no pueden solventar.

Al respecto, el coordinador de la Red Expertos en Deudas, Benjamín Jordán, dijo que no existe ninguna ley o reglamento que restrinja la facilitación de créditos por parte de la banca o el retail a personas que no pueden pagar, debido a que la legislación tributaria está al servicio de las instituciones financieras.

Según el abogado, existen garantías para que las financieras que emiten créditos puedan descontar del impuesto a la renta las millonarias cantidades que se les adeuda. Por eso -aseveró- se insiste con las repactaciones, donde al final los montos finales pueden multiplicarse.

Mientras más alto sea la cantidad adeudada, se pague o no se pague se descontará del impuesto a la renta debido a las garantías tributarias que existen. Esto es un incentivo perverso, también generado por el interés financiero que no paga IVA. En consecuencia, en Chile aumentar las dificultades financieras es un negocio para estas instituciones, en la medida de que, a mayor aumento, más es lo que se puede descontar de impuestos, y también más de lo que se puede cobrar de seguros por incobrabilidad que, muchas veces, comprende la carga anual equivalente de estos, por ejemplo, avances o superavances”, subrayó.

Por su parte, el Presidente de la Federación de Trabajadores de la CCU, Rodrigo Oyarzún, enfatizó que, “es increíble que la mayoría de las personas que cuentan con un trabajo tengan que endeudarse para llegar a fin de mes. ¿Qué pasa con los salarios entonces? ¿Son tan bajos respecto del costo de la vida que no tenemos más remedio que comprar hasta los bienes de primera necesidad con tarjetas de débito y crédito?”, y añadió que, “Esta es otra de las razones por las cuales la inmensa mayoría de la población debe sumarse a la protesta nacional del 5 de septiembre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *