El 5 de septiembre la Protesta Nacional reúne todas las luchas

Altamente representativa fue la participación protagónica de la Federación de la CCU el pasado 31º aniversario de la CUT

El 21 de agosto se conmemoró el 31º aniversario de la Central Unitaria de Trabajadores, en el marco de una Jornada de Acción Sindical Nacional para denunciar la intensificación de las medidas antisociales del gobierno de turno y convocar a la Protesta Nacional del próximo 5 de septiembre.

En Santiago, cientos de dirigentes y dirigentas sindicales marcharon desde la sede principal de la CUT hasta la Dirección del Trabajo, a metros de La Moneda. Como ya es habitual, consistente y sustantivamente representativa fue la participación protagónica de la Federación de la CCU en la acción.

En las puertas de la DT, la Presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, señaló que, “actualmente estamos sufriendo una ofensiva antiderechos contra los trabajadores. Una central sindical no se mide por cuántas veces se sienta con la Confederación de la Producción y el Comercio, CPC (gremio empresarial), a puerta cerrada, sino que por salir a protestar con la gente en la calle. Los trabajadores no vamos a aceptar la flexibilidad laboral ni medidas truchas como las que nos quieren imponer hoy”.

Figueroa añadió que, “vamos a seguir luchando por la rebaja de la jornada a 40 horas a la semana, porque los asalariados están agobiados, cansados, porque tenemos un sistema laboral injusto que permite abusos y que, además, nos pone el desafío de detener la ofensiva más brutal que estamos viviendo desde el Plan Laboral de la dictadura”.

Asimismo, la lideresa de la multisindical indicó que la cartera del Trabajo a través de la DT, “nos está diciendo que los servicios mínimos tienen que permitir que las empresas sigan funcionen. Es decir, se vulnera completamente el derecho a huelga y la posibilidad de que se haga efectiva. ¡Estos bastardos empresarios lo único que quieren es imponernos más abusos, pero no lo permitiremos!”.

Bárbara Figueroa afirmó que la Jornada de Acción Sindical del 21 de agosto, “es sólo la antesala a la Protesta Nacional del 5 de septiembre donde actuaremos con todas nuestras fuerzas sociales sindicales, territoriales, poblacionales, medioambientales, feministas. El 5, Chile no funcionará normalmente. No se trata de una marcha: es una protesta donde expresaremos nuestra rabia y disconformidad. De ese modo vamos preparando el único camino que nos queda: la Huelga General”, y agregó, “el gobierno y la oposición deben saberlo: o se está con la clase trabajadora o se está con los empresarios. No hay medias tintas”.

Por su parte, el Presidente de la Federación de Trabajadores de la CCU, Rodrigo Oyarzún, acogió las palabras de Bárbara Figueroa y acentuó que, “necesitamos que todas las luchas se conviertan en una sola lucha. Que las múltiples iniciativas sociales y populares se agrupen en un gran y único movimiento de las mayorías despiertas. La atomización y la fragmentación de los diversos procesos de resistencia en curso, sólo benefician a la minoría insignificante que rige a su antojo y conveniencia la vida de millones de personas. El 5 de septiembre es un punto de arranque, un momento clave para demostrar nuestras fuerzas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *