21 de agosto: Los 31 años de la CUT se celebran luchando y preparando Protesta Nacional del 5/S

Este martes 20 y miércoles 21 de agosto, son días históricos para el movimiento organizado de los trabajadores y trabajadoras del país. Hace 31 años, en Punta de Tralca (1988) se constituyó el congreso que inauguró la actual Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile), continuadora de la Central Única de Trabajadores (1953-1973) que tras el golpe de Estado del 11 septiembre, la dictadura militar disolvió.

Por eso el 21 de agosto es una fecha para movilizarse en protesta por  los gubernamentales proyectos de ley extraordinariamente regresivos en derechos, como el de híper flexibilidad laboral  y el que debilita a la Dirección del Trabajo, con el pretexto de “modernizarla”. Este 21 de agosto también es un día de propaganda y preparativo para la protesta nacional del jueves 5 de septiembre, convocada por más de 70 organizaciones sociales del país.

La ofensiva antisindical urdida por el gobierno de Piñera con el fin de que los grandes grupos económicos continúen engordando sus ganancias privadas a costa de las y los trabajadores, ha sido calificada como una de las más brutales de los últimos 40 años, comparables a la imposición del Plan Laboral del año 1979, diseñado y llevado a cabo por el hermano del actual Presidente, José Piñera quien a través de dos decretos ley (sobre organizaciones sindicales y negociación colectiva) junto a otros cuerpos normativos, fue desmantelando progresivamente la estructura legal contenida en el Código del Trabajo de la época que databa del año 1931. Estos constituyen los primeros esfuerzos –sumando leyes como la Nº 18.018 (que puso tope a la indemnización por despido)- por “flexibilizar el derecho laboral” para así “flexibilizar el mercado del trabajo”.

El Presidente de la Federación de la CCU, Rodrigo Oyarzún, señaló que, “la conmemoración de los 31 años de la CUT debe encontrarnos en pie de lucha frente a la embestida antipopular y antilaboral de la administración piñerista. El gran capital, en medio de su propia crisis, persigue recomponer su tasa de ganancias en Chile mediante el avance del extractivismo, la deuda en todos sus niveles, y la precarización extrema del trabajo y su organización. En nuestras manos está la responsabilidad histórica de ponerle coto, ligando las diversas luchas que están ofreciendo las comunidades en el país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *