Arranca Negociación Colectiva unificada CCU Talcahuano, Viña del Mar – Rancagua: Las demandas claves

Como una sola entidad, los sindicatos de Ventas de la Comercial CCU Talcahuano y Viña del Mar-Rancagua comenzaron su proceso de Negociación Colectiva este 2 de abril con la entrega del Proyecto de Contrato Colectivo.

Asesorados por la Federación de Trabajadores de la CCU, las agrupaciones sindicales, de acuerdo a la normativa que regula las Negociaciones Regladas, tienen hasta el 31 de mayo para cumplir con la primera fase de tratativas con la empresa.

Luego de la entrega del Proyecto de Contrato Colectivo, la corporación hará sus descargos y objeciones, después de lo cual los empleados reclamarán según las respuestas de la firma. Posteriormente, la Inspección del Trabajo citará a una Mediación para resolver las reclamaciones de los trabajadores y las objeciones de legalidad de la empresa. Si no existe acuerdo entre las partes, hay un tiempo de apelación convocado por uno u otro negociador.

Más allá de lo Anterior, lo cierto es que desde este 2 de abril, trabajadores y empresa pueden comenzar a reunirse para tratar el Proyecto.​

Ricardo Yáñez, Presidente del Sindicato de Ventas Talcahuano, señaló que “Todas las cláusulas de nuestro Proyecto de Contrato son importantes, y todas y cada una de ellas apuntan a tres principios básicos. El primero es obtener una mayor certidumbre respecto de la remuneración”.​

-¿Qué quiere decir?

“Que la parte fija del sueldo de los socios sea mayor que la parte variable. Nuestra finalidad es que la relación sea de 80 / 20. Sin embargo, en la actualidad, el porcentaje variable del salario promedia el 60% del total, y de este modo ningún trabajador puede planificar su vida familiar. Por lo demás, si un empleado se enferma, deja de percibir los montos de traslado y viático. Asimismo, si algún cliente de la empresa que gestiona uno de los vendedores llega a quebrar, merma ostensiblemente el sueldo del trabajador, aunque la quiebra de un cliente no tiene ninguna relación con la excelencia laboral del empleado. Estos y otros muchos casos, impactan negativamente en la calidad de vida de los socios. De hecho, si primara el principio de certidumbre salarial, los trabajadores no sufrirían de estrés y otras dolencias provenientes de la presión laboral, y su trabajo habitual resultaría mucho más productivo.​

A más seguridad remuneracional, mejor trabajo. Estamos hablando de un empleado que conduce un vehículo muchas horas diariamente; de una persona que es el rostro de la compañía, en una época en que la imagen que proyecta el trabajador es determinante para un potencial cliente. De hecho, es considerada como una ventaja competitiva. Lo mismo ocurre con los funcionarios administrativos, ya no vendedores, que deben atender los casos especiales, las máquinas choperas o refrigerantes en contacto directo con los clientes.”​

Consultado sobre el segundo criterio mandante de la Negociación, esta vez Ricardo Camus, Presidente del Sindicato de Ventas Viña del Mar-Rancagua, lo significó con la fórmula, “A igual trabajo, igual remuneración. Los trabajadores no pueden ser discriminados por su empresa de origen, fenómeno que se produce por el Multirut de la firma.”​

-¿Cómo así?

“Los vendedores y administrativos que se desempeñan en la Comercial CCU de Viña del Mar-Rancagua y Talcahuano, en muchas oportunidades trabajaban en similares tareas de la misma CCU, pero en unidades que tenían un Rut distinto al de la actualidad. Y pasa que las Tablas de Comisiones Variables que usa la empresa hoy, en ocasiones, mantiene a los empleados con su procedencia anterior, y se fijan las remuneraciones de acuerdo a ello, toda vez que ahora todos los trabajadores pertenecen al mismo Rut. Entonces les pagan de manera diferenciada por hacer el mismo trabajo que sus compañeros. Semejante práctica es una clara arbitrariedad cuyo objetivo puede ser para la empresa ahorrarse unos pesos, pero que desmejora notablemente el clima laboral y el necesario trabajo en equipo que garantiza un superior rendimiento laboral.”​

En relación al tercer eje de la Negociación, el Tesorero sindical de los asociados de Viña del Mar-Rancagua-San Fernando, Samuel Davegno, argumentó que “buscamos una mejor retribución salarial para los cargos administrativos de la firma. Ocurre que cada vez que se ha provocado una fusión en el área comercial, las y los empleados administrativos ven multiplicadas sus funciones, su carga de trabajo, fenómeno que no se traduce en un salario mayor”.​

El Secretario sindical de los socios de Talcahuano, Sergio Macaya, agregó que, “En general, buscamos que la firma logre apreciar mejor el valor que aportan los socios a la producción de riqueza de la empresa”.​

Sobre el mismo tema, el Secretario del Sindicato de Viña del Mar-Rancagua, Jorge Cavieres, añadió que, “Observamos que año tras año podemos vender lo mismo o más, y las remuneraciones, por el contrario, disminuyen. En los últimos cinco años, el área comercial obtiene superiores ganancias para la empresa, pero el trabajador continúa percibiendo el mismo sueldo o a veces menos. Esto es, no existe una relación entre las utilidades y los salarios. En ese sentido, las remuneraciones están retrasadas, cuando nuestro aporte sustantivo a la producción de valor para la empresa no cuenta con ningún reconocimiento. Al respecto, simplemente buscamos justicia”.​

El Tesorero sindical de la organización de Talcahuano, César Rocha, remató que, “En la actualidad, la empresa, mes a mes, nos impone metas más altas, lo que redunda en que los trabajadores venden más, pero ganan menos. En consecuencia, es preciso que predomine un principio de equidad que hoy no existe”.​

Certidumbre salarial; a igual trabajo, igual salario; y que se refleje en el sueldo la sobrecarga de labores que realizan los administrativos, son las claves de la Negociación Colectiva que recién inició este 2 de abril. La unidad de los sindicatos de Ventas de la Comercial CCU no sólo es una política que inspira a la Federación y a su acompañamiento en esta nueva lucha, sino que constituye el principio fundamental para la conquista de los derechos históricos de las y los trabajadores de Chile y el mundo.


Andrés Figueroa Cornejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *